Estudios Bíblicos en Siguiendo sus Pisadas

Satanás y su obra

Satanás, ¿quien es?. La sociedad ha estereotipado a Satanás, como un ser físicamente horrible, con cuernos y cola, una pata de cabra y otra de caballo, con barba de chivo y olor a azufre. Supongo que el mismísimo Satanás se ríe de esta imagen, ya que en realidad él es hermoso, más bello que cualquiera de nosotros, él fue creado por Dios, la Biblia dice en Ezequiel 28:12-15 e Isaías 14:12-17 que el día de su creación hubo fiesta y gozo en el cielo, tan perfecto era él, que se ensoberbeció pretendiendo ser igual a Dios, ese fue su primer pecado y grave error, se constituyó en enemigo de Dios y fue arrojado a la tierra, por ello también se le conoce como el ángel caído. Es ahora Satanás el Príncipe de este mundo, y es su deseo que todos estemos con él. Así que al "cuidarnos" de un ser muy feo, es que no percibimos la sutileza de sus argucias para envolvernos suavemente.

Su obra principal; el pecado, este se define como: "hecho, dicho, deseo, pensamiento u omisión contra la ley divina", como verbo, prácticamente ha desaparecido del léxico humano, tu solo escuchas hablar de pecado en la Iglesia, difícilmente escuchas esta palabra en la calle, en la escuela o en cualquier otra parte, y por otro lado si llegares a escucharla seguramente es aplicada a un concepto equivocado. He escuchado decir que nada es pecado, que es pecado solo para quien lo considera pecado, y esto debido a que en la sociedad que vivimos las acciones que escandalizaban a nuestros abuelos en el pasado ahora son parte de la "normalidad".

Por ejemplo, dime, en la TV ¿cuantos programas hay que enseñen moralidad o religión?, ¿o por lo menos normas de conducta ante la sociedad?, lo que vemos es un alto contenido de sexo, adulterio, partiendo de los anuncios comerciales, llenos de erotismo y mensajes subliminales, ahora enseñan a los jóvenes que pueden festejar sus logros alcoholizándose "siempre y cuando" exista un conductor designado. Enseñan que a través del dinero se obtienen bellas mujeres, así que incitan a jugar lotería, aunque el mensaje no es jugar lotería, sino obtener el dinero fácil, las series televisivas enseñan que la "buena" de la película es la amante y no la esposa, que una joven estudiante de 16 años puede aspirar al "amor" de su profesor, hombre casado con más de 30. ¿Y que me dices de los dibujos animados que ven los niños?, donde están aprendiendo que el "poder y la fuerza" se obtienen de diversas fuentes, menos de Dios. Dios el Señor todopoderoso no existe en la TV, sin embargo si está subliminalmente repleta de idolatría y fetichismo.

Las revistas y periódicos, ¿qué enseñan?, en gran parte lo mismo, sexo, amor al dinero, droga, ambición de poder, etc. ¿Y que me dicen de la música?, que con una atractiva melodía la dama exclama "ese hombre es mío, a medias, pero mío" o bien "eres el hombre perfecto, pero tienes un defecto, eres casado".

Satanás se ha inmiscuido poderosa y hábilmente en los medios masivos de comunicación y usted y yo nos hemos convertido en excelentes receptores de todo esto.

¿Qué debemos hacer?, ¿irnos al rincón mas alejado del planeta para huir del pecado?, ¿o prohibir a nuestros hijos y familiares que vean la TV?, ¿o prohibir que lean periódicos y revistas?, ¿pedir que ya no escuchen música mundana?, ¿que no platiquen con otras personas a menos que sean Cristianos?, ¿que se alejen de las conversaciones que no son constructivas?. Todo esto, ¿Lo haces tu mismo?.

¡No, esa no es la solución!, tu no puede evitar vivir en el mundo, Jesús clamando al Padre por nosotros dijo "no te pido que los quites del mundo sino que los guardes del mal" (Juan 17:15). Lo que debemos hacer es aprender y practicar la conducta y actitudes correctas delante de Dios (Proverbios 3:1-3), debemos aprender a amar por sobre todas las cosas al Dios Verdadero (Deuteronomio 6:4-5), debemos aprender y entender que solo podemos triunfar si dependemos exclusivamente de Dios, a fiar en Dios (Isaías 26:4) a dejarnos guiar por El. Aprender a resistir con los aprestos de la fe y con la Palabra de Dios los embates de Satanás para salir victoriosos (Efesios 6:12-17).

Dado que el pecado es sutil y agradable a nuestros ojos y sentidos ¿cómo pues, estar dispuestos a llevar a la práctica lo anterior?. ¿Cómo estar permanentemente conscientes de las asechanzas del Diablo, y de nuestra necesidad de permanecer en Dios?. Esto solo es posible si de verdad amamos a Dios; ya que solo así existirá el deseo sincero de crecer en Él (¡ª Pedro 2:1-3)

Si decidimos seguir a Cristo, estemos conscientes que no es fácil nuestra vida en esta sociedad donde reina Satán, a quien Jesús llama el príncipe de este mundo (Juan 13:30). Todos aquellos que caigan en manos de Satanás van a sufrir eternamente en el lago que arde con fuego y azufre (Apocalipsis 20:10 y 21:8). No perdamos de vista que nuestro paso por la vida es corto y efímero. Los verdaderos valores están en la eternidad donde al Cristiano le espera Justicia, Gozo y Paz, ya que: cosa que ojo no vio, ni oído oyó, ni han subido a corazón del hombre, son las que Dios tiene preparado para los que le aman (1ª Corintios 2:9-12).

Satanás no descansa, trabaja 24 horas al día, ahora mismo trabaja contigo, te quiere para él. Así que estemos alertas, firmes y sin fluctuar en nuestra fe, sabedores en quien hemos confiado, quien nos dará la Victoria, Cristo Jesús Señor nuestro……..
Dios te bendiga