Estudios Bíblicos en Siguiendo sus Pisadas

Esperanza: nuestro futuro está garantizado

LECTURA: 1 Juan 2:24 hasta 3:3

TEXTO: Proverbios 14:32

INTRO: El futuro, una vez que el cuerpo muere, siempre es el pensamiento de mucha gente. Por eso aceptan cualquier "religión" tratando de recibir una consolación.
Unos confían en sus habilidades para acumular riquezas, o en sus talentos en el campo de medicina, o la ciencia, etc., mientras otros no hacen caso diciendo que con la muerte termina todo.
No importa si el incrédulo es religioso o no, está separado de Jesucristo y esta condenado al infierno, Ef. 2:11, 12; Job 27:8: Proverbios 10:28.
Hay solamente dos destinos eternos para el alma, el espíritu, la persona, el ser humano después de la muerte: Estará en la presencia de Dios para siempre; o estará en compañía con Satanás y los demonios para siempre en un tormento eterno.
I. Una definición de esperanza. El uso en las Escrituras no es de un deseo, es de una realidad. Es un hecho todavía no realizado. La esperanza es la columna final del carácter cristiano. ¿Por qué?
1. La esperanza es segura, He. 6:17:20; 1 P. 1:3-10.
2. La esperanza es una parte esencial de las Buenas Noticias, Col. 1:3-8. Las Buenas Noticias incluye la promesa de una esperanza eterna, el gozo que un día vamos a entrar en una vida eterna con Dios. ¡Esto es una promesa fiel!
(1) Los tres aspectos de nuestra salvación de nuestra alma del infierno pasado, presente, y futuro están incluidos en las Buenas Noticias, Tito 1:1-3.
A. Pablo predicó las Buenas Noticias a los elegidos de Dios para ser salvos. Este es el aspecto pasado es decir nuestra justificación (a ser declarado correcto con Dios). Aquellos quienes Dios escoge oye las Buenas Noticias, hace caso a las Buenas Noticias, y por eso están justificados por Él.
B. El aspecto presente de las Buenas Noticias es "... el conocimiento de la verdad que es según la piedad..." (Tito 1:1) el cual es nuestra santificación (estar puesto aparte de).
C. El aspecto futuro de nuestra esperanza es "... la esperanza de la vida eterna..." (Tito 1:2) la cual habla de nuestra glorificación.
3. La esperanza nos hace a perseverar, Ro. 8:22-30.
II. Las Escrituras muestran la esperanza en varias maneras:
1. Viene de Dios, Salmo 43:5.
2. Es un don de gracias, 2 Ts. 2:16, 17.
3. Es definida por las Escrituras, Romanos 15:4.
4. Es razonable, 1 Pedro 3:15.
5. Es un hecho seguro por la resurrección del Señor Jesucristo, 1 Pedro 1:3.
6. Es confirmada por el Espíritu Santo, Ro. 15:13.
7. Es una defensa contra los ataques de Satanás, 1 Ts. 5:8. Véase Jn. 6:37-39; 10:27-30; Ro. 5:10; 8:31-39; Fil. 1:6; 1 P. 1:3-5.
8. Tiene más fuerza por pruebas, Santiago 1:12.
9. Produce alegría, Salmo 146:5.
10. Será cumplida en el regreso de Jesucristo, 1 Tesalonicenses 4:16, 17.
III. Practicando la esperanza. ¿Cómo afecta nuestra esperanza hoy día? 1 Juan 2:28 hasta 3:3.
1. Se garantiza por ser constante, 2:28. Véase Juan 15:4; 8:31.
2. Se realiza por justicia, 2:29. Véase Mateo 5:48.
3. Se establece en amor, 3:1. Véase 1 Juan 4:9.
4. Se cumple, en siendo como Jesucristo, 3:2. Tito 2:13.
4. Se garantiza por la pureza, 3:3. Véase 1 Corintios 3:10-15; 2 Juan 8.