Estudios Bíblicos en Siguiendo sus Pisadas

Los pensamientos del creyente

LECTURA: Filipenses 4:1-9

TEXTO: Filipenses 4:8

INTRO: Hermano en Cristo, Ud. debe ser un creyente fuerte, uno quien hará lo que es correcto en la faz de oposición poderosa. Una manera en lo que podemos llegar fuerte en el Señor, es controlando sus pensamientos, véase Gá. 5:22,23 "... dominio propio...".
I. Véase Proverbios 23:7 "... porque cual es su pensamiento en su mente, tal es él...".
1. Dios abomina los pensamientos de los malos, Proverbios 15:26.
2. Dios aborrece el corazón que maquina pensamientos inicuos, Proverbios 6:1.
3. Dios sabe cada uno de nuestros pensamientos según Hebreos 4:12 u.p.
II. Hay tres maneras en lo que nuestros pensamientos tienen un afecto sobre nosotros:
1. Pensamientos afuera o sea de otros.
(1) De nuestros padres, Mateo 15:4.
(2) De las autoridades civiles, Romanos 13:7.
(3) De los pastores, 1 Timoteo 5:17.
(4) Sin favoritismo, 1 Corintios 4:6.
A. Una buena regla, Salmo 19:14.
2. Pensamientos internos. Nuestros pensamientos controlan nuestras acciones. ¡Ten cuidado! Hay buen consejo:
(1) No debe codiciar el otro sexo, Mateo 5:28.
(2) No debe pensar en las cosas vanas, Salmo 119:37.
(3) Hay que pensar con sensatez, "... no tengáis de vosotros mismos un concepto más alto del que se debe tener, sino más bien tened de vosotros mismos un concepto equilibrado... " Romanos 12:3 (N.V.I).
(4) Hay que purificar nuestros corazones, Stg 4:8. Fil 4:8.
A. Ud., como creyente, tiene la habilidad a controlar sus pensamientos porque el Espíritu Santo vive en Ud., 1Cor. 10:3-6.
3. Pensamientos hacia arriba. Siendo que Dios sabe cada uno de sus pensamientos, hay que tener cuidado.
(1) Véase Mateo 9:4 p.p.; 1 Co. 3:20; Proverbios 15:26.
(2) Pablo dio buen consejo en Romanos 12:2. ¿Cómo podemos "renovar" nuestra mente?
A. Confesando nuestros pecados (no pidiendo perdón sino nombrándolos. El perdón viene una vez, que el creyente los confiese), 1 Juan 1:9.
B. Memorizando la Palabra, Salmo 119:11.
C. Permanecer en Cristo, Juan 15:7.
CONCLUSIÓN: Recuerde que sus pensamientos son un índice de su carácter, la fuerza atrás de sus acciones. Por eso, hay que guardar sus pensamientos limpios, y con esto Ud. ha de guardar su vida limpia.