Estudios Bíblicos en Siguiendo sus Pisadas

El deber del creyente en un mundo hostil

LECTURA: 1 Pedro 4:1-11

TEXTO: 1 Pedro 4:7, 8

INTRO: Las situaciones en este mundo están cambiando rápidamente y hay más
pecado que nunca, 2 Timoteo 3:13. Véase Romanos 1:18-32. Sin embargo la
Gran Comisión todavía está en efecto, véase Mateo 9:37, 38.
Pero el enfoque en este mando del Señor Jesucristo ha sido torcido y muchos
creyentes no son fieles a testificar a los incrédulos porque vivimos en un
mundo hostil, véase Apocalipsis 2:4; 3:15, 16.
I. La gran necesidad de cada asamblea cristiana:
1. Necesita un despertamiento espiritual en lo cual cada creyente será
capacitado, motivado, por el Espíritu Santo para llevar a cabo la Gran
Comisión en todas partes del mundo.
2. Las asambleas de hoy están muy contentas a seguir "como estamos". Mucho
de esto pensamiento ha llegado en las asambleas por la mala enseñanza de
"una creencia fácil" (que hay salvación sin un cambio de vida o obediencia a
los mandos del Señor).
II. El incitativo del creyente:
1. Ud. puede recobrar su celo para las Buenas Noticias con un enfoque serio
en la realidad del pronto regreso de Jesucristo, 1 Tesalonicenses 4:17.
2. Pedro llamó la atención a los creyentes en 1 Pedro 4:7, 8 que aquel día
es inminente.
III. Uds. deben estar atentos a lo que estamos viviendo en los "últimos
días".
1. Hay que leer lo que Pablo y Juan escribieron a los miembros de las
primeras asambleas, 2 Timoteo 3:1-5; 1 Timoteo 4:1; 1 Juan 2:18.
2. Claro que aquellos primeros conversos entre los judíos entendieron que
los "últimos días" estaban llegando siendo que por la muerte del Mesías
significó el fin del sistema sacrifical, Mateo 27:51; Heb. 10:14-22;
9:26-28.
IV. La inminencia del regreso segundo (primera parte) de Jesucristo.
1. Cuando Pedro escribió "del fin" (1 Pedro 4:7) él no habló de una cesación
del tiempo porque el griego TELOS quiere decir: consumación, es decir un
objeto cumplido. En aquel contexto Pedro estaba hablando del regreso del
Señor cuando todas de las cosas serán consumadas, 1 Pedro 1:5b, 7c.
2. Pedro identificó el clímax de la historia como "... se ha acercado..." y
el verbo habla de un proceso consumado siendo que está cerca. Es decir que
el Señor pudiera regresar en el aire (la primera de Sus dos regresos) en
cualquier momento. Hermanos, ¡Debemos estar preparados para ver cara a cara
a nuestro Salvador!
3. En aquella asamblea de Tesalónica los creyentes estaban viviendo una vida
agradable al Señor, 1 Tesalonicenses 1:9, 10.
4. Santiago, en 5:7, 8, animó los creyentes a preservar en la luz que el
regreso del Señor sería pronto.
5. Dios, en Su sabiduría soberana, nos ha escogido a revelar la fecha de
aquel día. Aun Jesucristo, en Su cuerpo humano, no supo, Mateo 24:36;
Hechos 1:7.
V. ¿Cómo debe el regreso inminente del Señor afectar nuestra manera de vivir
como creyentes?
1. Debe motivarnos a vivir píamente una vida de justicia, 2 Corintios 5:9,
10. Aunque nuestros pecados no serán juzgados aquel día (el Tribunal de
Cristo) porque fueron juzgados en la cruz, pero en aquel día cada creyente
será examinado respecto a su dedicación, su devoción, y su utilidad en el
servicio de Jesucristo (incluyendo el cumplir de la Gran Comisión). Por eso
necesitamos seguridad en aquel día (1 Juan 2:28) sabiendo que ha de ser una
recompensa divina, eterna, 2 Timoteo 4:8; Filipenses 3:14; 1 Juan 3:2, 3.
2. Otro incentivo viene de los labios del Señor, Mateo 24: 42-44; Lucas
12:37.
VI. Dimensiones primarias para vivir la vida cristiana:
1. Aunque la esperanza del regreso del Señor es una motivación para vivir
píamente, no es la única. Necesitamos usar disciplina diaria que edificará
fuerza, denuedo, valentía, y madurez espiritual. Hay que leer, estudiar,
memorizar las Escrituras, y sobre todo, tener una vida dedicada a la
oración.
2. Pedro, pensando en un testimonio efectivo, quiso que los creyentes
entienden el carácter cristiano, 1 Pedro 4:7b:
(1) "...sed, pues, prudentes..." ("Sean Uds. juiciosos") El griego usado
quiere decir: "Sea seguro en su mente". El creyente tiene que guardar su
mente de los ataques del diablo y mantenerla limpia y fijada en cosas
espirituales, Colosenses 3:2.
(2) "...porque cual es su pensamiento en su mente, tal es él...", Proverbios
23:7. Es crucial aguardar nuestra mente y enfocarla en Dios y hacer lo que
a Él agrada. Si no, vamos a perder el camino correcto y caernos en las
varias influencias del sistema del mundo: indulgente consigo mismo;
decepción; y la influencia de los espíritus inmundos de Satanás.
(3) ¿Cómo podemos escapar aquellas cosas? Filipenses 4:8; Colosenses 3:16;
Tito 2:11, 12.
(4) Haciendo nuestras mentes cautivas a Jesucristo (2 Corintios 10:5) y a
Su Palabra (Josué 1:8) nos guarda. Esto es como el Espíritu Santo nos
protege contra las doctrinas falsas.
(5) Pero Pedro dice que necesitamos más que "buen juicio". Necesitamos ser
"sobrios en la oración" (Estar en disposición de orar). Véase Mateo 24:42;
26:41.
VII. El impacto de un amor genuino:
1. Una relación correcta con Jesucristo producirá un amor sincero hacia a
otros, 1 Pedro 4:8. Véase Juan 13:35; Colosenses 3:14; Filipenses 2:2.
2. En la última parte de 1 Pedro 4:8 dice: "...porque el amor cubre una
multitud de pecados...". Esto indica una verdad evidente en sí misma acerca
del amor. Por su naturaleza, el amor perdona todas clases de pecado,
Proverbios 10:12; Efesios 2:4.
3. En el N.T. "amor" indica volición en el reino espiritual y redentor, Juan
3:14; 1 Juan 4:19; Romanos 5:8.
CONCLUSIÓN: Por eso el primer paso para desarrollar una actitud propia para
evangelismo es a entender y llevar a cabo nuestra responsabilidad como
creyentes en una sociedad hostil, 2 Pedro 3:14, 18.